En el centro de Gijón y a 100 metros de la playa

Se trata de una singular promoción inmobiliaria de viviendas, plazas de garaje y trasteros, ubicada en la Calle Marqués de Casa Valdés 2 y 4, con impresionantes vistas al mar desde un gran número de viviendas del edificio y a tan solo 100 metros de la Playa de San Lorenzo de Gijón (Asturias – España).

Las 23 viviendas proyectadas por el arquitecto gijonés Antonio Carroquino Izaguirre en este emblemático inmueble se distribuirán en 5 plantas y bajocubierta y serán referentes en obra nueva, no solo por su ubicación en el centro de Gijón, (una de las principales ciudades costeras del Norte de España), si no también por sus altos estándares de diseño, calidad y eficiencia energética, avalado todo ello por la garantía de dos empresas punteras en el sector como son Asprusa y Grupo Goncesco.

Este edificio de inspiración modernista fue proyectado originalmente en el año 1914 por el arquitecto Juan Álvarez Mendoza, arquitecto de obras como el Casino de Llanes y que trabajó en el Principado tras unos años como arquitecto municipal de Lugo.

Ahorra hasta un 75% gracias a la Calificación energética A

La gran apuesta de este edificio, junto con su destacada arquitectura de principios del siglo XX, será conseguir una calificación energética A, la máxima posible obtenida a través de un concienciado trabajo de un equipo multidisciplinar y que se traduce en una reducción de la demanda en calefacción y agua caliente sanitaria (ACS) para las viviendas de este edificio, obteniendo ahorros de energía que se aproximan al 75% con respecto al inmueble de referencia del programa oficial en el que se basan los cálculos de eficiencia energética.

La calificación energética A, permitirá una considerable mejora no solo en el ahorro energético, sino también en el confort interior de las viviendas, que se mantendrán en una temperatura de entre 20 y 25 grados durante todo el año con un consumo energético muy reducido.

En esta singular promoción de viviendas en el centro de Gijón, la empresa GOYA INTERCONTINENTAL pretende satisfacer la demanda de una sociedad cada vez más sensibilizada con la calidad constructiva, con el confort y con el ahorro en el gasto de los recibos de sus hogares. Para conseguir estos objetivos se han implementado una serie de importantes mejoras respecto a otros edificios convencionales de obra nueva y como resultado se ha alcanzado una Calificación Energética de clase A, la más alta.

Además de conseguir una reducción de las emisiones de CO2 del edificio, se ha minimizado el consumo de energía final, consiguiendo así hogares de bajo consumo energético. De esta forma, gracias a los aislamientos en fachadas y cubiertas, supresión de rotura de puentes térmicos, ventanas y vidrios especiales, así como las instalaciones y sistemas constructivos de altas prestaciones que se emplearán en el edificio, conseguiremos que estas viviendas requieran hasta casi un 75% menos de calefacción que otros edificios convencionales de reciente construcción.

Estas medidas permitirán a los futuros propietarios disfrutar ahorrando de uno de los inmuebles más privilegiados de Gijón, tanto por calidad constructiva como por su localización.

Un edificio singular por fuera y también por dentro

Tanto las viviendas como las zonas comunes están diseñadas por la interiorista gijonesa Cristina Cipitria, que creará unos espacios interiores inspirados en la arquitectura original, en la proximidad del mar y en la idea de confort que es la base de la máxima calificación energética.

Para hacer aún más especial las viviendas ha propuesto tres estilos diferentes de interiorismo que ofrecen la posibilidad al comprador de escoger el que mejor encaje en su gusto personal.

En Casa Álvarez Mendoza los clientes dispondrán de apartamentos-estudios de 1 dormitorio y de viviendas de 2, 3 y hasta 4 habitaciones, pudiendo personalizar cada vivienda según las necesidades de cada comprador (consulte las opciones de personalización que ofrecemos).